viernes, 7 de marzo de 2008

Ruido, mucho ruido

Como dice la canción, mucho, mucho ruido. Eso es la infoxicación.

Viñeta de Mauro Entrialgo

En la época en la que vivimos, nadie puede decir que la infoxicación no existe: hay tanta información a nuestro alcance que puede llegar un momento en que no sepamos qué es realmente información y que es, como se suele decir entre los más frikis, un fake.confusion de informacion

Aún peor, si abrimos el Bloglines y encontramos, de repente,
3.000 artículos sin leer, entre periódicos y blogs, a lo que se suma la información de Delicious y Twitter, por ejemplo, ¿seremos capaces de asimilarlo todo, de entender todos y cada uno de los acontecimientos, hechos y conceptos sin volvernos locos?

Siempre ha existido más información de la que podíamos digerir, pero cada vez nos lo ponen más y más difícil.


Lo que yo decía. Tanto ruido y al final...

2 comentarios:

Marta Diez dijo...

Yo hace algunos años participaba en algún foro, cuando me di cuenta que al final se convirtió en una obligación diaria, lo dejé.

Amy dijo...

El problema, realmente, es cuando al foro se le suma la obligación de actualizar el Facebook, escribir cada poco tiempo en Twitter, revisar el correo, los feeds de Bloglines por si alguien ha escrito algo nuevo... Imagína el caos en que se puede convertir (y que se convierte) el día a día de cualquier usuario de internet...